Inicio Microsoft Translate

LA PROFECÍA DE UNA VISITA A LAS ISLAS MALVINAS, 1982

Nostradamus V-35

La profecía V-35 de Nostradamus

Traducción

Por ciudad libre de la gran mar Salina,
Que porta otra vez la piedra al estomago,
Flota inglesa vendrá bajo la llovizna,
Una rama prender, del grande: guerra abierta.

Comentario

Al final de nuestro análisis de la última estrofa enfatizamos que "the Falkland Islands" es el nombre inglés de esas islas. Los argentinos tienen su propio nombre para ellas y éste es las islas Malvinas. De hecho, todo el mundo de habla español las llama las islas Malvinas. En otros idiomas, tal como el francés, en reconocimiento aparente de los derechos argentinos sobre el archipiélago, también las llaman las islas Malvinas. Mencionamos esto porque, en la estrofa que ahora examinaremos (que, al parecer, habla en su totalidad sobre las islas Malvinas), veremos que el Extreaterrestre se referirá a ellas por medio del nombre argentino.

Los dos primeros versos de esta profecía son algunos de los más intrigantes de todas las profecías. Aquí el Extraterrestre emplea una variedad de métodos ingeniosos para identificar un lugar que no se conocía cuando se publicaron las profecías en el siglo XVI. Analizaremos cada línea en detalle.

Por ciudad libre de la gran mar Salina,

El francés "cité" (también visto en Profecía V-81), ciudad, procede del latín "civitas" donde servía para indicar estado, tierra, país. La palabra latina para ciudad fue "urbs", pero como veremos más adelante, la Ciudad de Buenos Aires haría sentido aquí. Hemos visto la palabra "franche", libre, antes [Profecía III-57]. La vimos en cuanto a los irlandeses, quienes no pudieron lograr autonomía sobre el total del territorio que ellos reclaman, quedando una parte bajo el dominio de Inglaterra. Hay aquí un paralelismo perfecto con los argentinos, quienes no pudieron lograr autonomía sobre el total del territorio que ellos reclaman, quedando una parte [las islas Malvinas] bajo el dominio del mismo país ajeno: Inglaterra.

La frase "de la gran mer Seline" quiere decir de la gran mar de sal. El adjetivo "gran" indica un mar de gran tamaño y la mayúscula denota, como siempre, un mar específico, cuyo nombre comienza con la letra "S". El nombre de este mar es, por supuesto, South Atlantic, el Atlántico del Sur, escenario de la guerra de las Malvinas. Sin embargo, gramaticalmente, la mayúscula debiera estar con el sustantivo y no con el adjetivo, que nos da justificación para trasponerla si es necesario hacerlo.

Dado que "seline" significa salina, es decir, de sal, nos referimos al tercer verso de la Profecía IX-49: "Le sel & vin luy seront à l'envers", la sal y el vino le serán a la inversa, donde notamos que la sal y el vino podrían constituir un signo secreto para aludir a las Malvinas. Por tanto, aquí encontramos la sal (la "Seline" de este verso) y sólo queda por encontrar el "vin".

Un recurso básico que el Extraterrestre emplea de vez en cuando para designar lugares contemporáneos es utilizar el idioma hablado en aquel lugar. Así, el idioma de los argentinos es español, y se traduce el francés "mer Seline" al español, manteniendo el género femenino del francés, con "mar Salina". Vamos a manipular estas palabras españoles un poco para ver lo que conseguimos:

Clave malvinas para la profecía V-35 de Nostradamus

Por lo visto, "Malinas" no es exactamente la palabra "Malvinas" porque necesitamos la letra "v" entre las letras "l" y "i". Sin embargo, hemos de recordar que todavía estamos buscando el "vin" de la Profecía IX-49. Las últimas dos letras de esta palabra son "in" y tales letras encontramos en medio de "Malinas". Entonces, es sólo lógico que tenemos que insertar la letra "v" delante de "in" en "Malinas", dándonos lo siguiente:

MALVINAS

La "vin" resulta ser sólo un asunto de letras dado que el español no significa mal vino. El origen etimológico de Malvinas parece provenir de Malovius, un sacerdote galés de la Edad Media.

Pasamos al segundo verso:

Que porta otra vez la piedra al estomago,

La primera palabra aquí "qui", que, (el sujeto gramatical del verso) tiene que relacionarse con la tierra libre del primer verso. Por consiguiente, como pronto veremos, el Extraterrestre emplea la frase "tierra libre" no para referirse a las islas Malvinas sino al país sudamericano de la Argentina.

El verbo ("porte") quiere decir llevar, traer, y el francés "encore" significa otra vez. El resto del verso, aunque parece algo extraño, dice la piedra al estómago.

Para descifrar el primer verso de la Profecía IX-49, tenemos que mirar un mapa de Bélgica, y aquí también puede ser provechoso mirar un mapa:

Clave argentina para la profecía V-35 de Nostradamus

Con no más que un poco de imaginación se ha hecho claro que Argentina (geográficamente parecida a un estómago) va a apoderarse del archipiélago (parecida a una piedra fuera de la plataforma continental). Y notamos que sería difícil encontrar en cualquier parte del mundo otro lugar que cumple mejor la descripción geográfica: la piedra al estómago.

La primera vez que los argentinos se apoderaron de las Malvinas ocurrió en el año 1829 cuando la República de Buenos Aires comenzó un establecimiento allí. El gran infortunio de los isleños argentinos fue caer en el error de confiscar tres barcos pesqueros de los Estados Unidos (nótese la "l'" en este verso) que habían entrado a sus aguas. Comportándose típicamente, los norteamericanos enviaron un barco de guerra, el Lexington, para arreglar la situación, y los ingleses restablecieron una colonia allí dos años después.

La segunda vez ("encore", otra vez) que los argentinos se apoderaron de aquellas islas sucedió, como sabemos, el 2 de abril del año 1982.

En el análisis del primer verso utilizamos la lengua de los argentinos (el español) para desvelar un nombre esotérico. Por lo tanto, ahora es lógico que tenemos que emplear la lengua del otro beligerante de la guerra de las Malvinas [los ingleses] la que es, por supuesto, el idioma inglés. Pues resulta que la traducción del francés "estomach" al inglés sería "stomach", y "pierre" al inglés sería "stone". Esto es cómo Garencières lo tradujo en el siglo XVII, y desde entonces no encontramos otra traducción de esas dos palabras francesas. Ahora repetimos el verso francés, reemplazando ambas palabras francesas con las respectivas palabras inglesas, como sigue:

Qui PORT(e) encore à ST(omach) la ST(one)

Una figura retórica común de la poesía latina fue la aliteración, esto es, la repetición de las mismas letras para un efecto. De aquí derivamos lo siguiente:

PORT ST, o, para completarlo, PORT STanley.

Port Stanley es, por supuesto, el nombre inglés del Puerto Argentino en las Malvinas. Fue allí donde se libró la batalla final de la guerra y allí, al fin, se rindió la mayor parte de las tropas argentinas.

Y ahora pasamos al tercer verso:

Flota inglesa vendrá bajo la llovizna,

También hemos visto "classe" antes [Profecía II-99]. Es una palabra inventada para el latín "classis", que significaba armada o ejército. Aquí, debido a la palabra "mer", mar, que vemos en el primer verso, no hay duda alguna que "classe" se refiere a una flota.

Esto es la única vez que una profecía se refiere, directamente, a una flota inglesa en las profecías. No es de sorprender que los editores no la mencionan más dado que en su época los ingleses no tuvieron fama de ser un poder marítimo.

En francés contemporáneo "bruine" significa llovizna pero, como siempre, es más seguro traducir según la raíz latina. Esta palabra procede del latín "bruma" lo que significaba el solsticio de invierno y, por extensión, indicaba el invierno o el frío del invierno o mal tiempo. Las batallas de la guerra de las Malvinas tuvieron lugar hacia fines de la primavera del año 1982 (hemisferio del norte) pero en aquel entonces llegó el rigor de la temporada invernal en la zona de las Malvinas (hemisferio del sur). La armada inglesa tropezó con tempestades invernales en rumbo a las Malvinas y, evidentemente, el terrible frío invernal fue un factor importante en la rápida derrota de las tropas argentinas atrincheradas en las islas.

Una rama prender, del grande: guerra abierta.

Entonces, la armada inglesa vendrá para tomar una rama, pero ¿una rama de qué? Como sabemos, la armada inglesa fue al hemisferio austral para tomarse las islas Malvinas, es decir, ¡una rama del imperio británico!

Debemos notar que el francés "du", del, es de género masculino. Entonces, es imposible que éste se refiere a la "guerre", que es de género femenino. Por consiguiente, hemos de entender las dos partes de esta frase separadamente. Pero, ¿Quién comenzará la guerra, el gran qué? La respuesta es obvia: de Gran Bretaña provendrá la guerra abierta (dando muerte). Así pasó que los argentinos se apoderaron de las Malvinas sin matar a nadie, luego los británicos iniciaron la guerra abierta en hundir un crucero argentino (con la ayuda de satélites norteamericanos según el Extraterrestre en Profecía IV-89), resultando en la muerte de centenares de marineros jóvenes.

Comentario agregado

Más allá de esta profecía, el Extraterrestre se refiere a las islas Malvinas en Profecía II-51, en Profecía II-52, en Profecía IV-89, en Profecía VI-2 y en Profecía IX-49. ¿Tal vez esto expresa el gran amor que el Extraterrestre tuvo para los países andinos?
 

Compartir:


Facebook Twitter VK QQ

http://mortenstgeorge.com/nostradamus-535.html

 

Nostradamus II-28

Arriba