Inicio Microsoft Translate

LA PROFECÍA DE UNA VISITA A CIUDAD DE LONDRES, 1689

Nostradamus IV-89

La profecía IV-89 de Nostradamus

Traducción

Treinta de Londres secretamente conspirarán,
Contra su rey, sobre el mar la actividad:
A esto, satélites buscarán la muerte,
Un rey elegido "blonde", nativo de Frisia.

Comentario

Aquí tenemos a una estrofa que se refiere a eventos distintos en los siglos XVII y XX. Como Profecía II-51 sobre el Gran Incendio de Londres, el evento del siglo XX es otra vez la Guerra de las Malvinas, pero el evento del siglo XVII es diferente. Procedemos, alcanzando la coma del segundo verso:

Treinta de Londres secretamente conspirarán,

Contra su rey,...

La conspiración más insigne, que tuvo lugar en Inglaterra durante el siglo XVII, ocurrió a propósito del destronamiento del rey Jacobo II ("contra leur roy") y, por lo tanto, éste ha de ser el tema aquí (ya hemos hablado de la revolución gloriosa de 1688-1689 en otro contexto [Profecía III-57]). Sin embargo, no sabemos si hubo treinta conspiradores en esa época ni sabemos lo contrario. Por regla general, es nada frecuente que una profecía nos da información que no puede verificarse fácilmente en las enciclopedias. Pero aquí no estamos preocupados, pues la profecía indica rotundamente que esto es un secreto ("secret").

Está bien documentada que había una conspiración secreta, pero el número de los conspiradores no está anotado. el Extraterrestre no se equivoca nunca. Debemos suponer que había treinta conspiradores.

... sobre el mar la actividad:

A esto, satélites buscarán la muerte,

El francés "pont" quiere decir puente. Sin embargo, la palabra griega "pontos" y la palabra latina "pontus" (del cual "pont" sería un apócope) querían decir mar. Recurrimos a las estrofas de los editores para una aclaración. Así, en la II-3 encontramos "De Negrepont les poissons", los peces del mar Negro; y en V-54 vemos: "Du pont Euxine" (del latín "Euxinus Pontus"), del Mar Negro. Estas estrofas lo hacen claro que el significado de mar es lo deseado.

Con la referencia al mar que ahora tenemos, hay que suponer que aquí se comienza la historia de la guerra de las Malvinas. Por supuesto, el rasgo distintivo de esa guerra fue la actividad ("l'entreprise") de la flota inglesa sobre el mar.

El francés "luy" quiere decir para él. Veremos esta palabra (en el tercer verso de la Profecía IX-49) donde concluimos que se refiere a Inglaterra y aquí también debiera referirse a ese país. Entonces, la "lui" significa: para Inglaterra. La palabra "degousteront" viene del latín "desgustare", catar, probar, ensayar. De allí, la cláusula final podría indicar: se preparará la muerte.

No se encuentra una repetición de "satalites" en ningún lugar, por lo que pensamos que los editores estaban bastante confundidos con esta palabra. En 1672, Garencières, en traducción a inglés, simplemente repitió, en bastardilla, la palabra francesa, lo que indica que él no lo entendió. De hecho, no hasta muchos años después de la publicación se aplicaría el nombre satélites a los astros y, naturalmente, satélites artificiales son cosas muy modernas.

Durante la guerra de las Malvinas, los argentinos acusaron a los estadounidenses de haber usado sus satélites para guiar un submarino inglés al crucero General Belgrano, que se torpedeó resultando en la muerte de muchos marineros argentinos. Después de la guerra, los argentinos siguieron acusando, ahora en las Naciones Unidas, que los norteamericanos habían utilizado sus satélites para Inglaterra y sostuvieron que nadie debería usar el espacio exterior para propósitos militares. Evidentemente, por lo menos respecto a la acusación del uso de satélites durante el conflicto del Atlántico Sur, parece existir una concordancia completa entre lo que dicen los argentinos y lo que el Extraterrestre dice.

Hablando de los satélites, es interesante notar que desde el cielo ellos son testigos de lo que está pasando sobre la faz de la Tierra. En Profecía VI-2 vamos a topar con la frase cielos en testigos. ¿Podría ser que estas estrofas interaccionan? Respecto a la VI-2, existe la posibilidad de aislar el año 1700, componiéndose de los 700 años y los mil años de "plusiers". En el primer verso de esta estrofa, vimos el número treinta, donde el Extraterrestre nos ha insinuado un propósito secreto. ¿Debemos combinar estos elementos? Veamos:

  Fecha secundaria de Profecía VI-2 1700  
  Agregar clave de los treinta 30  
  Agregar la clave de descifrar 252  
  Fecha descifrada 1982  

Este año fue, por supuesto, el año en que tuvo lugar la guerra de las Malvinas.

Confirmando la relación entre la profecía VI-2 y ésta (IV-89), se nota que Gran Bretaña, tema visible aquí, también está implicado en el último verso de la VI-2 donde fue uno de las cinco naciones que hizo un "cambio". Gran Bretaña realizó su primer cambio [la bomba atómica] en el año 1952.

  Fecha implicada en Profecía VI-2 1952  
  Agregar clave de los treinta 30  
  Fecha descifrada 1982  

Bien, ¡alcanzamos al mismo año!

En último verso de esta estrofa vamos a volver al la Revolución Gloriosa del siglo XVII.

Un rey elegido "blonde", nativo de Frisia.

Frisia fue el nombre romano para los Países Bajos y todavía se encuentra una provincia de este nombre en Holanda.

Hemos de traducir la palabra "blonde" (rubio, amarillo, color de oro, color de castaña, cabello gris, pelo teñido) con rubia aunque aparentemente habría un error de la gramática, como esta palabra, de género femenino, no puede relacionarse con el sustantivo rey (de género masculino). De hecho, el francés antiguo es tan confuso como el castellano, pues rubio en esa lengua sería "blond" (sin "e" al final de la palabra). Los editores, obviamente desorientados otra vez, manifiestan su exasperación en IX-35, donde encontramos la frase "Ferdinand blonde", Fernando rubia, pero en IV-29 está la forma masculina: "blond", rubio. Sin embargo, este enigma es fácil de resolver si recordamos que esto es una traducción, palabra por palabra, del latín, cuyo lenguaje expresaba mucho por la terminación de las palabras. Así resulta que la palabra "blonde" no es un adjetivo sino un sustantivo de caso ablativo (tenga en cuenta que, en latín, un sustantivo que indicaba causa, medio o instrumento se ponía en el ablativo generalmente sin preposición), dándonos la siguiente traducción: un rey (nativo de Frisia) elegido por causa de una rubia, que alude a una mujer.

En el análisis del primer verso arriba concluimos que los conspiradores tuvieron que ser ellos quienes destronaron al rey católico Jacobo II. Por eso, aquí en el cuatro verso, es sólo lógico suponer que el rey elegido tiene que ser él quien reemplazó a Jacobo II. El Parlamento ofreció la corona al protestante Guillermo de Orange, magistrado supremo de Holanda, es decir, ¡él fue un nativo de Frisia! Sin embargo, Guillermo no tuvo derechos directos al trono inglés; aquellos pertenecieron a su esposa María (hija protestante del destronado Jacobo II) y, así, Guillermo fue elegido por causa de una mujer. En el año 1689 ellos fueron proclamados rey Guillermo III y reina María II de Inglaterra.

El aspecto más extraordinario del párrafo anterior fue la referencia al año 1689 (año del cumplimiento del cuarto verso), porque los dígitos finales de esta estrofa son 89. Más adelante, vamos a ver que la Profecía IX-49, con número final de 49, se refiere a un acontecimiento del año 1649. Ahora, con el mismo fenómeno ocurriendo dos veces, la posibilidad de que sea fortuito ha disminuido mucho. Garencières no vivió a ver el cumplimiento de esta profecía, pero si así fuese, en vista de su estupefacción con Profecía IX-49, seguramente habría quedado más convencida que nunca que el autor (en las palabras de Garencières) "fue divinamente inspirado por el Espíritu Santo".

Comentario agregado

No obstante, a diferencia de otras estrofas donde vamos a emplear el número entero de la estrofa [Profecía VIII-13 y Profecía VIII-71], aquí estamos utilizando sólo la parte final del número de las estrofas (dos cifras) en vez del número entero de las estrofas (tres cifras). Por lo tanto, como prueba concluyente de las profecías IX-49 y IV-89 (encontramos que están vinculadas mediante referencias, en ambas, a Inglaterra y a los Países Bajos) nos convendría hacer buen uso de los números completos aquí también:

  Número de Profecía IX-49 949  
  Número de Profecía IV-89 489  
  Agregar la clave de descifrar 252  
  Fecha descifrada 1690  

Las enciclopedias generalmente dan muy pocas fechas en sus artículos sobre las islas Malvinas. Una fecha que vemos frecuentemente es, por supuesto, el año 1690. En ese año el marinero inglés, John Strong, navegó por el estrecho que separa las dos grandes islas [la Occidental y la Oriental] y nombró a esas islas "the Falkland Islands", en honor del vizconde Falkland, entonces tesorero de la marina de guerra. Hoy día el nombre inglés de estas islas es todavía the Falkland Islands.
 

Compartir:


Facebook Twitter VK QQ

http://mortenstgeorge.com/nostradamus-489.html

 

Nostradamus VIII-13

Arriba