Inicio Microsoft Translate

LA PROFECÍA DE DOS VISITAS A LA CIUDAD DE CORINTO, 1858, 1928

Nostradamus II-52

La profecía II-52 de Nostradamus

Traducción

Dentro muchas noches la tierra temblará,
Sobre la primavera, dos esfuerzos seguidos:
Corinto, "Ephese" en los dos mares nadará,
Guerra se mueve por dos valientes de lucha.

Comentario

Casi todas las partes de esta profecía se refieren a terremotos. En el primer verso se comprende que el terreno temblará durante muchas noches. Así, el Extraterrestre indica más de un solo terremoto, o indica un período sísmico muy largo, es decir, con vibraciones iniciales y secundarias. Suponemos que por expresión poética la palabra "nuits" podría significar noche o día, pero, textualmente, las vibraciones máximas debieran haber ocurrido durante la noche.

En cuanto al segundo verso, Garencières, en 1672, tradujo las palabras "deux efforts suite" con dos grandes terremotos seguirán uno al otro. Evidentemente él pensó que algún lugar iba a ser asolado dos veces. Sin embargo, no sabemos cuánto tiempo transcurre entre el primer sismo y el segundo. Podría ser unos pocos días, o tal vez muchos años.

En el tercer verso la expresión, en los dos mares ello va a nadar, de manera figurada y poética, otra vez denota terremotos. Hay que imaginar las vibraciones sísmicas produciendo olas en el terreno, haciéndolo parecer como un mar. El último verso no es una excepción, siendo también figurado y poético: una guerra luchada por dos valientes de combate. Otra interpretación merece ser mencionada. Ésta encontramos en el tercer verso de I-87: "Deux grands rochers long temps feront la guerre", dos grandes rocas por mucho tiempo harán la guerra. En realidad, esto sugiere precisamente lo que es el origen de muchos terremotos, es decir, una dislocación de los dos lados de una falla subterránea que estaban aplicando presión de uno a otro. Pero este conocimiento es bastante moderno. Anteriormente los geólogos creían que la causa de los terremotos fueron las acciones volcánicas o infiltraciones de las aguas del mar.

Hay dos frases que nos gustaría investigar más profundamente, y, en primer lugar:

Sur le printemps

En francés la palabra "printemps" quiere decir primavera, esto es, la primera temporada del año, dado que anteriormente el año comenzó el 25 de marzo (día del equinoccio vernal cuando se introdujo la reforma juliana). Sin embargo, hay razón para creer que la palabra latina original (traducida con "printemps") podría significar el equinoccio vernal tanto como la entera temporada de primavera. En IX-48, se escribe "Dans le solstice hyemal & la prime", en el solsticio invernal y la primavera. Existe ningún solsticio de primavera pero hay un equinoccio de primavera, el primer día de esa temporada. Y en VI-85, se escribe "Premier d'esté le iour de sacre Vrbran", el primer día de estío, el día de sagrado Vrbano. Por cierto, el primer día de verano no es el primer día de primavera pero hay que notar que este feriado no viene en el verano. ¡Esto se produce en la primavera!

La primera palabra viene del latín "super", sobre, pero para números o medidas, la palabra latina significaba más allá de. Así hemos de concluir que, respecto a los dos terremotos predichos en esta profecía, ellos podrían ocurrir más allá de el equinoccio vernal. Esto es, por ejemplo, un terremoto ocurre antes del primer día de la primavera y el otro ocurre después del primer día de la primavera.

Y ahora, la segunda frase que quisiéramos analizar:

Corinthe, Ephes

Corinto fue una de las ciudades más famosas de la antigua Grecia, un competidor de Atenas y Esparta. La ciudad griega de tal nombre ha existido a través de los tiempos hasta la actualidad.

La situación respecto a "Ephese" no está tan clara, principalmente debido a una variante en los textos. Vi "Ephere" en una copia moderna de las profecías, pero nunca podía encontrar la edición original con estea variante. "Ephese" quiere decir Éfeso, una renombrada ciudad antigua del Asia Menor y el sitio de una de las siete maravillas del mundo.

Mientras tanto, "Ephere" nos da la fascinante posibilidad que no se denota la ciudad de Éfeso sino la ciudad de Ephira (ortografía latina, "Ephyre" en francés); es decir, la ciudad de Éfira. Éfira no es nada más que el nombre antiguo de la ciudad de Corinto, y en este caso los dos nombres de este verso indicarían el mismo lugar.

Al final de este verso el verbo "nagera" lleva un sujeto singular debido a la terminación. Ambos Corinto y Éfeso, en constar de más de una sola entidad, requerían el verbo francés en plural, es decir, el verbo "nageront", nadarán, lo cual encontramos en II-60, solamente ocho estrofas más adelante en el texto. Dado que la lengua latina utilizó un verbo en singular con dos sustantivos, sólo cuando ellos fueron sinónimos, de nuevo es aparente que la ciudad de Éfira es la intención aquí.

El argumento gramatical es fuerte.

Podemos encontrar aun más ayuda ("secours" en francés) en I-74: "Epire, Le grand secours viendra vers Antioche". Si se traza una línea recta desde las montañas de Epire en los Balcanes a la ciudad turca de Antioquía, se pasa directamente por encima de la ubicación del antiguo Éfeso. Por lo tanto, debemos reemplazar "Ephese" con "Epire". La letra i y la letra i griega eran intercambiables, dándonos "Epyre" y ahora el verso dice "Corinthe, Epyre". En la primera edición completa, "Corinthe" aparece como "Chorinte".

La profecía II-52 de Nostradamus - Variante

Tenga en cuenta que la "h" en "Corinthe" se ha trasladado a dos lugares a la izquierda de la letra "r". Así, en "Epyre", hay que insertar una "h" dos lugares a la izquierda de la letra "r". Esto nos da "Corinthe, Ephyre", o sea, en español, Corinto, Éfira, los dos nombres de una sola ciudad.

¿Por qué? ¿Por qué no poner Ephyre directamente en este verso? Seguramente, el Extraterrestre lo hizo pero parece que los editores tuvieron mucho miedo de esta profecía, igualmente a cómo tuvieron miedo de la profecía sobre un ataque en contra del Papa [Profecía VI-49]. Ellos simplemente querían evitar condenación por la Iglesia. Había exactamente dos libros, ambos muy polémicos en el siglo XVI, haciendo referencia a Corinto en la Biblia católica, llamados Corintios I y Corintios II, y antagonismo a los ritos de estos libros ayudó a inspirar la reforma protestante. Entonces, había peligro de que alguien podría interpretar un doble Corinto como diciendo que estos dos libros debieran ser botados al mar.

Ahora bien, tras la antigüedad griega, el primer terremoto que golpeaba la ciudad de Corinto sucedió el 21 de febrero del año 1858 y la ciudad fue totalmente devastada por las vibraciones. Nada quedó en pie, así se decidió construir una nueva ciudad a una distancia de unos pocos kilómetros. Formalmente se llamó la nueva ciudad Nuevo Corinto y la ciudad destrozada fue designada Viejo Corinto. Naturalmente, el paralelismo aquí entre el nombre Viejo Corinto y "Ephyre" (nombre original de la ciudad antigua), y entre Nuevo Corinto y "Corinthe" (nombre subsiguiente de la ciudad antigua), es intrigante.

La ciudad de Nuevo Corinto no tuvo más suerte que la de Viejo Corinto. El segundo sismo predicho por la profecía sucedió el 22 de abril del año 1928. De nuevo la ciudad fue completamente destruida. Según se dice, había tres mil casas en la ciudad pero solamente cincuenta quedaban, y aun estas estaban a punto de caer.

Ahora hemos de recordar que el Extraterrestre señaló que los terremotos ocurrirán antes y después del equinoccio de primavera. Así vemos que el primer terremoto tuvo lugar aproximadamente un mes antes de este equinoccio y que el segundo terremoto tuvo lugar aproximadamente un mes después de este equinoccio. También notamos que la profecía enfatizó dos terremotos. Nunca ha habido otro terremoto a sacudir la ciudad de Corinto desde tiempos antiguos. Hubo dos terremotos, y solamente dos terremotos, exactamente como la profecía dice.

Comentario agregado

Profecía II-51 habló de la Guerra de las Malvinas con un pequeño desvío al Gran Incendio del siglo XVII. En Profecía II-52 encontramos otro pequeño desvío, esta vez a Grecia, y otra vez el verdadero tema de la profecía tiene que ser la Guerra de las Malvinas.

Dentro muchas noches la tierra temblará,

De una noche a otra los barcos de guerra británicos cañonearon las islas, y la tierra temblaba.

Sobre la primavera...

Tal vez los editores pensaban que el latín original significaba el equinoccio de la primavera, pero el francés "printemps" significa la temporada de la primavera, así podemos aceptar las dos posibilidades. Aquí el "printemps" será la primavera del calendario romano, el primer tiempo del año, el período que corre del 21 de marzo hasta el 20 de junio, no importa si hace frío o hace calor.

Resulta que los argentinos se apoderaron de las islas el 2 de abril de 1982 y se rindieron el 14 de junio de 1982. Entonces, la Guerra de las Malvinas, desde el comienzo hasta el fin, fue una guerra de aquella temporada.

... dos esfuerzos seguidos

El primer esfuerzo fue lo de los argentinos al tomarse las islas Malvinas, y el segundo esfuerzo fue el de los ingleses al tomarse las islas de vuelta.

... en los dos mares nadará,

La sangre de esta guerra corrió en dos mares, en el Mar Argentino y en el Mar Atlántico del Sur.

Guerra...

La Guerra de las Malvinas.

... se mueve por dos valientes de lucha.

Estos son los soldados ingleses y los soldados argentinos.

Para Profecía II-51, la profecía conexa con éste, estábamos buscando ocho años para reducir la última fecha dada allí, el año 1990, al año 1982, y fue sugerido que la solución podría estar aquí, en Profecía II-52.

Hay tres números en esta estrofa: "deux", "deux" y "deux", dos, dos y dos. Recuérdese que en Profecía II-51 la operación matemática que dominaba fue la multiplicación en vez de la adición. Ha de ser lo mismo aquí. Entonces, dos multiplicado por dos multiplicado por dos nos da ocho. ¡Estos son los ocho años que necesitamos para bajar de 1990 a 1982, año de la Guerra de las Malvinas!

No hemos terminado todavía. Debemos tomar nota de la clave de "plusieurs" en la última línea de Profecía II-51 y de nuevo en la primera línea de Profecía II-52, estableciendo una fuerte conexión entre las dos profecías. En II-51, la clave de "plusieurs" significaba que hemos de agregar 1000 años. Dos "plusieurs" suman a 2000 años. Dado la conexión entre estas profecías, estamos en libertad de usar los números como nos serán útiles. Recordemos los "tres les six", tres los seis, de II-51. Tres cantidades de seis suman a 18. Entonces, 2000 menos 18 nos da 1982, ¡otra vez el año de la Guerra de las Malvinas!

Otro comentario agregado

Tal vez has notado que el número de esta profecía en la primera edición completaf fue 62 y no 52. En esa edición, la secuencia de los números corre II-50, II-51, II-62, II-53, II-54, etc, atrayendo nuestra atención a la Profecía I-62 que precede:

La profecía I-62 de Nostradamus

Misteriosamente, a esta profecía le hace falta la letra "A" a principio de la segunda línea y a la letra "F" a principio de la tercera línea, para dar "Avant", Antes, y "Feu", Fuego, como vemos en todas las demás publicaciones. Latona fue la madre de Apolo y Diana, el Sol y la Luna de Profecía I-48 en la que las profecías acaban. En las últimas dos líneas de Profecía I-62, el Extraterrestre insinúa que el poder de escribir profecías quedaba en sus cetros ("sceptres"). En los Andes, el Extraterrestre fue bien conocido por los cetros que él llevaba:

El Extraterrestre, rasgos de pez

Evidente, el Extraterrestre tuvo rasgos de pez y tal vez los cetros le servía ponerse de pie. Hemos escrito más sobre este tema en nuestros estudios arqueológicos.

El Extraterrestre, cetros de pájaro

Nótese las cabezas de pájaro (símbolo de volar) a los puntos de estos cetros:

El Extraterrestre, a punto de despegar

Aquí, el Extraterrestre parecer estar a punto de despegar. Entonces, además de escribir profecías, puede ser que los cetros le servían para volar. En la Profecía VI-2, el Extraterrestre insinúa que él voló sobre las Líneas de Nazca.


Para más información sobre este tema, ver Extraterrestre: el dios volador de los Andes.


Compartir:


Facebook Twitter VK QQ

http://mortenstgeorge.com/nostradamus-252.html

 

Nostradamus X-56

Arriba